Elementos para  Elevar la Participación Política de las Mujeres

Presenta:  María Candelaria Navas
Encuentro Internacional de Mujeres, San Salvador, El Salvador

Como sabemos la  participación política y ciudadana de las mujeres abarca una amplia gama de  acciones y estrategias que podría incluir:
    • el voto y la educación de las votantes.
    • la candidatura en elecciones nacionales y locales.
    • apoyo a candidatas/os en elecciones nacionales y locales.
    • campañas contra quienes se pueden oponer a los derechos de las mujeres.
    • promoción y defensa de la integración de una agenda de derechos de las mujeres.

Las estrategias de participación política incluyen mecanismos que potencian la participación política de las mujeres . Ejemplos de éstas son las cuotas de género que dan a las mujeres un porcentaje en la participación , acá en El Salvador dos partidos  han adoptado en sus estatutos cuotas de participación de las mujeres en sus organismos de dirección y en sus candidaturas de elección popular : el FMLN  35% y el CDU en sus estatutos recogen que ningún género puede tener una representación mayor del 65% , aunque todavía no lo están alcanzando en la práctica.

Las cuotas ha sido consideradas como una de las acciones afirmativas más eficaces para aumentar la participación política de las mujeres. Es importante ya que la visibilización de las liderezas da un perfil más elevado a los derechos de las mujeres en general y posibilitan los cambios de actitudes acerca de los roles y habilidades de ellas, abriendo posibilidades de educación y trabajo.

Otra estrategia ha sido la de incorporar la perspectiva de género y la meta de la igualdad de género en la toma de decisiones, planificación, implementación y  estrategias  gubernamentales y no gubernamentales, aquí han jugado un papel importante el movimiento amplio y feminista de mujeres lo cual se puede  evidenciar en la presión para el logro de la Política Nacional de la Mujer que se ejecuta a través del Instituto Salvadoreño de Desarrollo de la Mujer-ISDEMU-, desde 1997, para ello se han presentado 3 Planes 1997-2000; 2001-2004;2005-2009(pendiente).

También se han realizado iniciativas legislativas. LAS MELIDAS ahora mismo están  en el esfuerzo de reformular los presupuestos con perspectiva de género como una herramienta que pretende analizar las asignaciones presupuestarias, el gasto público y los impuestos con óptica de género, por lo tanto puede ser utilizada para abogar por la reasignación de presupuestos con el fin de dar una mejor respuesta a las necesidades de las mujeres y las niñas.

En general estos presupuestos aportan una contribución para potenciar las  estrategias de transversalización de género.

Creemos que tanto  los presupuestos como la transversalización de género no son un fin en sí mismos sino que un medio para el logro de la equidad

Otra estrategia importante la han constituido las políticas de equidad de género a nivel local, LAS MELIDAS  están impulsándolas en el municipio de Santa Tecla, en Cojutepeque, San Rafael Cedros, Ataco  entre otros.

 Para el desarrollo del  tema que me ocupa me permito preguntarme:

    1. ¿ Qué vamos a entender por participación?
    2. ¿Cual ha sido la historia de la participación de las mujeres en El Salvador?.
    3. ¿Qué hacer para potenciar la participación política y ciudadana de las mujeres?

1.Qué vamos a entender por participación?

Hablar de participación nos obliga  a ubicarnos en los procesos sociales y políticos que ha vivido y vive el país en torno a la participación y organización de las mujeres con las implicaciones de la misma en términos de aporte, de modificación de estructuras organizativas e institucionales (incluidas las gubernamentales)  y de las formas de concebir e implementar los procesos mismos.

Especialmente a partir de los Acuerdos de Paz en 1992, ha comenzado a desencadenarse en El Salvador, procesos de participación en diferentes ámbitos y espacios tanto a nivel local, municipal, regional y nacional muchos municipios, que tienen como una de sus características la creciente participación de la ciudadanía y de las comunidades. Las condiciones generadas por estos procesos, han ido sacando a la mujer de “lo privado” hacia “lo público”.

 Así, las mujeres comienzan a prestar interés y realizar intervenciones para lograr objetivos y empiezan a descubrir cómo establecer “correas de transmisión” que les permitan transitar en los dos ámbitos sin descuidar ninguno, lo cual contribuye a no escindir su participación y reforzar la confianza y seguridad en sí mismas y en sus decisiones.

La Participación será entendida como todos aquéllos actos o quehaceres que  hacen de las mujeres protagonistas de los diversos procesos sociales mediante su intervención en actividades socio-económicas, políticas y culturales de la vida de una localidad o de la nación . La participación puede ser organizada o no, y puede implicar interactuar con el Estado o no.

Existen diferentes formas o tipos de participación, veamos:

a) Participación Política: es toda aquélla intervención de ciudadanos y ciudadanas a través de los partidos políticos en órganos de representación como parlamentos y concejos municipales. Este tipo de participación se realiza directamente (afiliación o militancia en un partido) e indirectamente (a través de las elecciones electorales).

Dentro de la militancia partidaria, las mujeres inciden en instancias de dirección y toma de decisiones, tal es el caso de votar por representantes elegidos, acceder a cargos de representación, elaborar y proponer políticas públicas, definir programas de acción y áreas de intervención, por nombrar algunos ejemplos.

b) Participación Social: tipo de participación que se ejerce a través de agrupamientos de la sociedad civil en el marco de los movimientos sociales para resolver necesidades inmediatas. A este nivel se establecen coordinaciones entre ellos pero no necesariamente con el Estado. Algunos ejemplos son los comités de emergencia creados en y durante los terreomotos, de educación (EDUCO), de salud  y grupos religiosos)

c) Participación Comunitaria:  participación para el desarrollo de la comunidad, en donde  las agrupaciones se ven en la necesidad de dar respuesta a limitaciones y carencias  en infraestructura y servicios básicos. Con este tipo de  participación la comunidad se empodera en cuanto resuelve una problemática partiendo de los recursos conque cuenta y la disposición o compromiso que asume, pero sin descuidar la gestión ante el gobierno local y Estado, dado que son obligaciones de los mismos.

d) Participación Ciudadana:  “es el involucramiento, en distintos niveles y formas de ciudadanos y ciudadanas, así como de organizaciones e instituciones que los agrupan, en los procesos de toma de decisiones y ejecución de acciones de carácter estratégico para el desarrollo, junto con el gobierno y otros actores, ya sea en los niveles nacionales, como en las regiones o los municipios.  Se trata, en consecuencia, de una participación que debe ser transformadora de la realidad en beneficio de las presentes y futuras generaciones.

Lo anterior implica que la participación es un instrumento de construcción de ciudadanía, es decir, de forjamiento de ciudadanos y ciudadanas que conscientes de sus derechos y deberes, asumen un papel activo y creativo en la construcción de su municipio, su región y su país.

2. Cuál y cómo ha sido la participación de las salvadoreñas en la Historia?

La participación debe verse o debe entenderse como un proceso histórico cultural, de allí que si quisiéramos profundizar en la historia de la participación de las mujeres en la realidad salvadoreña deberíamos rastrear los documentos que dan cuenta de su accionar y visibilizar  así su protagonismo.

Su participación en términos políticos  se inició formando parte de gremios , sindicatos partidos desde una perspectiva eminentemente clasista desde esta óptica las necesidades e intereses de las mujeres estaban subsumidos  en los intereses de clase, se partía de la  concepción marxista que liberándose la clase, las mujeres también nos liberaríamos del patriarcado y del machismo, no es sino hasta aproximadamente hace unos  15 años que se reivindican los intereses de las mujeres como sector discriminado y marginado en términos de género.

Sin embargo urgando la historia nos encontramos con una gama de expresiones de la participación de las mujeres a título individual y como grupos organizados, pese a que todavía falta ver a fondo los anales históricos para poder tener un retrato firme y claro de lo que ha sido hasta ahora dicha participación.

1. De la segunda mitad del siglo XIX que tiene como antecedente la creación de la Universidad de El Salvador (1841) y  la relativa  apertura al acceso educativo de las mujeres, hasta la segunda mitad de la década de los años 50 del siglo XX con la creación de Fraternidad de Mujeres (1957).

Destacan en este período : a nivel individual , Antonia Navarro, primera graduada de la Universidad de El Salvador  en 1889; Consuelo Suncín , Condesa de Saint Exupéry , intelectual y escritora  y Prudencia Ayala,  en los años 20; Rubenia de Ruíz , luchadora por los derechos de la mujer , en los años 40; Matilde Elena López , Rosa Amelia Guzmán ,Ana Rosa Ochoa por mencionar algunas.
A nivel de organización podríamos mencionar:
    - 1944: Frente Democrático Femenino, con la publicación “ Mujer Demócrata”, dirigido por Matilde Elena López.
    - 1945:  Asociación de Mujeres Democráticas de El Salvador, con la publicación “ Tribuna Feminista”, bajo la dirección de Rosa Amelia Guzmán y Ana Rosa Ochoa.
    - 1948: se funda la Liga Femenina, la cual logró el derecho al sufragio sin restricciones para  las mujeres salvadoreñas. Tuvo como órgano de divulgación “ Heraldo Femenino”.

2.De 1957  a  1975 :   primeras organizaciones exclusivamente femeninas, cuyo énfasis era sectorial, aunque elaboraron reivindicaciones y estrategias de acción propias. Las mujeres se integran a las diferentes organizaciones que conforman el movimiento popular e incluyen sus demandas de clase dentro de la plataforma de las demandas populares.
    - Destaca en este período la creación en 1957 de Fraternidad de Mujeres Salvadoreñas( ligada al Partido Comunista).
    - 1969: Surge el Comité de Mujeres Sindicalistas.
    - 1970 : Se crea el Comité provisional de Mujeres Salvadoreñas.
    - 1975: Las dos organizaciones, anteriores,  constituyen la Asociación de Mujeres Progresistas de El Salvador.-AMPES- que inicialmente concentró su atención en las mujeres trabajadoras.

3.De  1975 a 1985:   “primera oleada” de organizaciones femeninas, muchas de ellas conformadas en el exilio y otras dentro del país,  para apoyar la lucha popular. La característica principal de estas organizaciones de mujeres es su nula reivindicación de género en sus objetivos, demandas o plataformas.
 
    - 1980: Asociación de Mujeres de El Salvador-AMES- se podría decir que es la única organización de este período que tiene trabajo en zonas suburbanas y rurales, en las zonas conflictivas. Se involucró de lleno en el esfuerzo revolucionario, realizó importante trabajo educativo y publicó algunos manifiestos sobre la condición social y laboral desde la óptica de la doble explotación : de clase y como mujer trabajadora.
    - 1980: Asociación de Mujeres por la Democracia Lil  Milagro Ramírez.
    - 1983: Asociación de Mujeres Salvadoreñas-ASMUSA-
    - 1984: Federación de Mujeres Salvadoreñas.
    - 1984-85: Organización de Mujeres por la Paz.

4. De 1986 a 1989:  “segunda oleada” de organizaciones, que  surgiendo de  las organizaciones políticas de izquierda, comienzan a analizar “la problemática de género”, lejos de  asumirse feministas.
5.De  1990 a  1993:  “tercera oleada”,  que se enmarca en el desenlace de la guerra civil. Aquí se inicia el florecimiento de las organizaciones de mujeres
6.De 1993   a 2004:  fase de transición de post-guerra , se registran  una gama de organizaciones de variadas acciones y propuestas para el cambio social.

3. Qué hacer para potenciar la participación política y ciudadana de las mujeres?

El  gobierno de El Salvador se comprometió a cumplir los acuerdos de la Conferencia de Beijing en 1995, por medio de la creación del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU) en 1996, y la aprobación  de la Política Nacional de la Mujer -PNM-, como política de Estado, en 1997.  En el área de participación política y ciudadana se plantearon cuatro objetivos específicos: promover la participación de las mujeres en el diseño de políticas públicas en los ámbitos nacional y municipal, fomentar el ejercicio y reconocimiento social y político de los derechos ciudadanos de las mujeres; impulsar la participación igualitaria de las mujeres y los hombres en las estructuras públicas y privadas  de poder, desarrollando su capacidad y liderazgo para tener acceso a la toma de decisiones y promover y fortalecer la organización social y política de las mujeres, potenciando su capacidad asociativa y de interlocución con los poderes públicos y privados.

No obstante se reconocen logros oficiales en la implementación de acciones  que  incentiven la participación política y ciudadana de las mujeres, sin embargo, los indicadores cuantitativos de avances sobre la igualdad genérica en este ámbito nos muestran resultados poco satisfactorios.

Si bien es cierto que se necesitan espacios y mecanismos institucionales para incrementar la participación de las mujeres,  consideramos también importante  un clima de subjetividad política que los propicie y estimule. En este sentido vale la pena mencionar que según un estudio realizado por la empresa Gallup en el año 2000, la población salvadoreña residente en San Salvador expresó  tener mayor conciencia de las desigualdades genéricas y aceptó  tener una mayor inclinación hacia la  participación de las mujeres en política.

Para la construcción de una democracia verdadera es necesario que desaparezcan los obstáculos que están impidiendo una participación más representativa de las mujeres  en los ámbitos políticos, económicos y otros espacios de toma de decisión. Estos obstáculos pueden ser de dos formas:

--aquellos de carácter subjetivo que impiden el ejercicio activo de la ciudadanía de las mujeres

Estos obstáculos inhiben el ejercicio activo  de la ciudadanía de las mujeres. Entre éstos se podrian citar algunos:

    1. Inseguridad de las mujeres en sus capacidades para participar en estos espacios.
    2. Las resistencias de algunos hombres políticos al acceso de las mujeres porque se considera  una invasión a un espacio tradicionalmente masculino.
    3. La difícil compatibilidad para muchas mujeres entre su vida familiar y la carrera política.
 

-aquellos que tienen que ver con las barreras impuestas por el poder político y social patriarcal.

Estos son de carácter formal: Aquí los partidos políticos, los sindicatos, los ministerios , las empresas, las organizaciones y asociaciones gremiales las leyes, los procedimientos o las instituciones cerradas al acceso de las mujeres.

Es urgente seguir investigando sobre  los obstáculos o nudos  que impiden la participación equitativa y poder definir las acciones concretas para superarlos o desatarlos. Aquí juegan un papel importante no solamente el movimiento amplio y feminista de mujeres, sino instituciones como el ISDEMU , la Procuraduría de Derechos Humanos y otros.

Asimismo instamos a las mujeres presentes, al movimiento amplio y feminista de mujeres a estudiar y aplicar en nuestras demandas los instrumentos internacionales que ya han sido ratificados por el Estado salvadoreño, aunque ya lo sabemos, me permito a continuación presentar sucintamente estos tratados y sus mandatos en torno a la participación política y ciudadana de las mujeres,

LAS ESTRATEGIAS DE NAIROBI
(1985)

Orientan a los  gobiernos para que  aseguren una igualitaria participación  femenina en todos  los cuerpos legislativos nacionales y locales .También llamó  a la equidad en el nombramiento, la elección y promoción a puestos de alto nivel en los Organismos Ejecutivo, legislativo y Judicial.

LA PLATAFORMA DE ACCION DE BEIJING
 ( 1995)

Esta llama a los  Gobiernos , los cuerpos nacionales, el sector privado, partidos políticos, sindicatos, organizaciones patronales, instituciones de investigación y académicas, organismos subregionales y regionales y organizaciones no gubernamentales e internacionales a “ adoptar medidas para garantizar a la mujer igualdad de acceso y la plena participación  en las estructuras de poder y en la adopción de decisiones “ y a “ aumentar la capacidad de la mujer de participar en la adopción de decisiones y en los niveles directivos”.

Las medidas que se recomiendan a los gobiernos incluyen: establecer el “ objetivo del equilibrio entre mujeres y hombres” en los órganos y comités gubernamentales, así como en las entidades de la administración pública y en la judicatura ; adoptar medidas que “ aliente a los partidos políticos a integrar a las mujeres en los cargos públicos electivos y no electivos en la misma proporción y en las mismas categorías de los hombres”; proteger y promover “ la igualdad de derechos de las mujeres y los hombres en materia de participación en actividades políticas y libertad de asociación”; vigilar y evaluar los progresos logrados en la representación de las mujeres , y apoyar a las organizaciones no gubernamentales y los institutos de investigación que realicen estudios sobre la participación y la influencia de las mujeres en la adopción de decisiones..partes de la tarea de abogar por una representatividad equilibrada son el reconocimiento y la promoción del trabajo y las responsabilidades domésticas compartidas entre mujeres y hombres.
 

LA CONVENCIÓN SOBRE LA  ELIMINACION DE TODAS LAS FORMAS DE DISCRIMINACION CONTRA LA MUJER-CEDAW. 1979.

Este es un importante tratado internacional que refrenda la importancia del involucramiento de las mujeres en aparato político de los Estados Parte. La División para el Avance de las Mujeres de las Naciones Unidas reporta hasta el junio de 2004, 177 países –el 90  por ciento de los miembros de Naciones Unidas-habían suscrito la Convención.

Los Artículos 2 al 4 de la CEDAW exhortan a los Estados parte a buscar activamente la eliminación de la discriminación en la participación política  de las mujeres a través de medidas legales y temporales especiales y de acciones afirmativas. Un ejemplo de una medida especial para acelerar el logro de la igualdad de facto son las cuotas  de los Partidos.

El Artículo 7 de la CEDAW instruye a los Estados Parte a tomar “ todas las medidas apropiadas para eliminar la discriminación contra la mujer en la vida política y pública del país”.Les garantiza a las mujeres , “ en igualdad de condiciones con los hombres ,el derecho a :

    a. Votar en todas las elecciones y referendums públicos y ser elegibles para todos los organismos cuyos miembros sean     objeto de elecciones públicas;
    b. Participar en la formulación de las políticas gubernamentales y en la ejecución de éstas , y ocupar cargos públicos y ejercer    todas las funciones públicas en todos los planos gubernamentales; y
    c. Participar en organizaciones y  en asociaciones no gubernamentales que se ocupen de la vida pública y políticas del país”.

El Artículo 8 lleva los derechos políticos de las mujeres al plano internacional. Instruye a los Estados Parte a tomar” todas las medidas apropiadas para garantizar a la mujer, en igualdad de condiciones con el hombre y sin discriminación alguna, la oportunidad de representar a su gobierno en el plano internacional y de participar en la labor de las organizaciones internacionales”.

La Recomendación general 23 adoptada por el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer ,16º período de sesiones ,1997, referida a la vida política y pública , da observaciones  sobre las vidas  y necesidades  políticas y públicas de las mujeres en varias partes del mundo. Es importante anotar que las Recomendación clarifica cómo pueden ser implementadas , a los niveles nacional y local e internacional , las disposiciones de la CDAW sobre la participación política de las mujeres y las medidas prioritarias.

En la página 5 del documento que contiene la Recomendación,  se afirma que entre los factores que obstaculizan el ejercicio del derecho a votar y ser elegida,  figuran los siguientes

    a. Las mujeres reciben menos información que los hombres sobre los candidatos y candidatas y sobre los programas de los   partidos políticos y los procedimientos del voto, información que los gobiernos y los partidos políticos no han sabido proporcionar. Otros factores importantes que impioden el ejercicio del derecho a la mujer al voto de manera plena y en condiciones de igualdad son el analfabetismo y el desconocimiento e incomprensión de los sistemas políticos .
    b. La doble carga de trabajo de la mujer y los apuros económicos limitan el tiempo o la oportunidad que puede tener de seguir las campañas electorales y ejercer con plena libertad el derecho al voto.
    c. En muchas naciones, las tradiciones y los estereotipos sociales y culturales se utilizan para disuadir a la mujer a ejercer su derechos al voto. Incluso muchos hombres ejercen influencia y control sobre el voto de la mujer, ya sea por persuasión o por acción directa.
    d. En algunos países prevalecen actitudes negativas respecto a la participación política de la mujer, o la falta de confianza del electorado en las candidatas o de apoyo a éstas.

HECHOS Y CIFRAS

EN EL SALVADOR

Colocar cuadros y gráficas del Cuaderno de Género del PNUD

- Solamente 2 de cada 10 personas en puestos claves son mujeres.

- Unicamente el 6.5% de alcaldes/as son mujeres (período 2003-2006).En el período 1997-2000, el 22% eran mujeres.

- La Asamblea Legislativa sigue siendo un espacio con participación predominantemente masculina:
    - Fuerte retroceso en la Junta Directiva de 33% paso al 18%.
    - La participación femenina en las comisiones se reduce al 9.47%.

El  Salvador ratificó la CEDAW en 1981, es decir que tiene caracter de ley
 Sin embargo no ha tenido voluntad política para  ratificar el Protocolo Facultativo  de la CEDAW, que es de vital importancia para eliminar la discriminación contra la mujer, pues permite, entre otras  cosas, a las personas que consideren  que el Estado salvadoreño no ha velado adecuadamente por los derechos de las mujeres que se encuentran incluidos en la Convención acudir a una instancia internacional, el Comité para la Eliminación de la Discriminación a la Mujer. Sin la ratificación de este protocolo, no se puede acceder a ese mecanismo internacional, de carácter no vinculante pero que emite principalmente recomendaciones a los países

 EN EL MUNDO:

    - Actualmente hay 77  países que tienen cuotas constitucionales , electorales o de partidos políticos para mujeres.
    - En  el 2002, las mujeres todavía constituian alrededor del 14 % de integrantes de los parlamentos a nivel mundial.
    - De 180 países , 14 son encabezados por mujeres.
    - En mayo de 2003 Qatar , es una península  en Asia que colinda con los  Emiratos Arabes Unidos,  nombró a Sheika Almahud como la primera ministra del gabinete de Estado. El nombramiento surgió después de un referendum del 29 de abril en el cual la población aprobó de manera abrumadora una constitución escrita que reconoce el derecho de las mujeres a votar y a postularse para cargos públicos. En este  país se les permitió  a las mujeres votar a partir de 1999.
    - Kuwait y los Emiratos Arabes Unidos no otorgan a las mujeres el derecho a votar y ser electas.
    - El 7 % del total de ministros y ministras de gabinete en el mundo está conformado por mujeres.Las ministras continuan concentradas en áreas sociales: 14%, , en comparación con las áreas legales:9.4%; económicas: 4.1% y de asuntos políticos:3.4%.
    - Entre las naciones en desarrollo que no han ratificado la CEDAW están: Emiratos Arabes Unidos, Palestina, Siria , entre otros.
    - Estados Unidos es el único país industrializado que no ha ratificado la CEDAW.
 

Para equilibrar la tendencia de baja representación femenina en las diferentes esferas públicas y siguiendo las indicaciones sobre las oportunidades provistas por las Estrategias de Nairobi orientadas hacia el Futuro para el Adelanto de las Mujeres (1985); la  Plataforma de Acción de Beijing(1995) y  de la Convención sobre todas las formas de Discriminación Contra la Mujer mejor conocida como CEDAW (1979), sería recomendable lo siguiente:

     1. Impulsar leyes de acción positiva o sea leyes de cuota a favor de las mujeres en los cargos de representación que tuvieran por objeto compensar el desequilibrio que desfavorece a las mujeres.
     2. Sistemas de rendición de cuentas y evaluaciones sobre fondos destinados a incrementar el acceso de las mujeres a puestos de toma de decisión.
     3. Las mujeres en el gobierno central y en los gobiernos locales deberían continuar esforzándose por compartir estrategias y recursos de información además de formar redes y fortalecer vínculos  con lel movimiento amplio y feminista de mujeres.
     4. Estudiar  las crecientes complejidades en las políticas y las economías producto de la globalización que afectan directamente a las mujeres.
     5. Conocer en profundidad  y aplicar  las recomendaciones de los instrumentos estratégicos  que establecieron las bases para el empoderamiento político de las mujeres.

Referencias:

     • PNUD (2004) La Equidad de Género en El Salvador. Cuadernos sobre Desarrollo Humano No 03.
     • Navas, María Candelaria: “Elementos para Analizar el Sufragismo y el Feminismo en El Salvador”. Ponencia presentada en el XXIV Congreso de la Asociación Latinoamericana de Sociología, Arequipa, Perú , Noviembre de 2003.
     • Navas, María Candelaria: “Reflexiones sobre la Historia de la Participación de las Mujeres en El Salvador”.Ponencia presentada en el VI Congreso Centroamericano de Historia , realizado en Ciudad de Panamá, Panamá, julio de 2002.
     • Navas , María Candelaria y Moreno, María Elena:(2003).  Mujeres , Participación y Desarrollo Local. FUNDE, San Salvador, El Salvador.
     • http// CEDAW. Recomendación general 23, adoptada por el Comité para la Eliminación de la Discriminación  contra la Mujer,16º  período de sesiones, 1997,U.N. Doc. A/52/38.
     • Estrategias de Nairobi Orientadas hacia el Futuro de la Mujer. PNUD.1985.
     • Plan de Acción de BEIJING. PNUD. 1995.
     • Molina, Natacha: “ Las Mujeres en la Política , Cultura, Objetivos y Contenidos desde el Género”, Conferencia dictada en las Jornadas de Reflexión Liderazgos Políticos con Perspectiva de Género, realizada en Santiago, Chile el  9 de agosto de 2004.