Para acabar con la guerra y el sexismo – Lucha contra el capitalismo

Ahora es el momento de que las mujeres de todos sitios permanezcan en las calles protestando contra la máquina de la muerte que está desatando Bush en Iraq. La conquista militar nunca beneficia a las mujeres ni a los niños. Además, los gobiernos militares, tal como el que Bush intenta instituir, provocará que los iraquíes estén sujetos a todo el sufrimiento que con lleva el ser un pueblo conquistado.

Al mismo tiempo, esta máquina de guerra inmoral de los EE.UU. está absorbiendo la vitalidad de los servicios sociales tan necesitados aquí en casa. La falta de fondos para el cuidado médico, los servicios sociales, la educación, las guarderías, el cuidado de los ancianos e incapacitados y la vivienda de bajo costo afecta a todas las mujeres de este país.

Sin embargo, los EE.UU. van a gastar $200 mil millones para destruir Iraq y para que las corporaciones de EE.UU. y Europa puedan reconstruirlo y robarse sus reservas de petróleo–todo en nombre de un lucro inmenso. ¿Y a eso es a lo que se le llama el genio del capitalismo?

Ya es hora de arrebatarles las riendas del poder a estos maníacos capitalistas amantes de la sangre. Sus alardes machistas y su postura belicosa así como sus amenazas y sobornos han llevado al mundo al borde de un desastre nuclear.

Mujeres muertas en la guerra
El 90 por ciento de muertos en Iraq serán civiles. La vasta mayoría de éstos serán mujeres y niños y morirán a causa de las bombas, las balas, el hambre y las enfermedades. Muchos serán forzados a vivir en campos de refugiados y algunos serán víctimas de violaciones, tortura o del comercio sexual mundial.

La violencia sexual es un ingrediente esencial de toda guerra. Se usa para conquistar, torturar y como forma de genocidio. El entrenamiento militar en sí promueve este tipo de comportamiento deshumanizando al “enemigo” para que los soldados hagan lo impensable – matar.

Pero la gente de Iraq no son las únicas víctimas de la misoginia, el racismo, la homofobia y la xenofobia del ejército de los EE.UU. Los cadetes de la Academia de la Fuerza Aérea ya han reportado violaciones por parte de otros cadetes y el encubrimiento por parte de oficiales militares. Tres veteranos de la Guerra de Afganistan mataron a sus esposas el año pasado y el hostigamiento sexual es un aspecto diario de la vida de las mujeres en las fuerzas armadas y de aquéllas que viven cerca de bases militares de los EE.UU. en otros países.

¡Mueran los patriarcas del capitalismo!
¡No más cruzadas para preservar la obscena riqueza de las corporaciones de EE.UU.! ¡No más falsas misiones militares “humanitarias” de EE.UU. para “salvar” a las mujeres de otros países a través de un “cambio de gobierno” y de la “construcción de una nación” de tipo colonialista! ¡Traigan a casa a todas las tropas de EE.UU. y dejen al resto del mundo en paz para arreglar sus propios asuntos!

¡No más guerras imperialistas en nuestro nombre! ¡No más plutócratas peligrosamente arrogantes y extremadamente pomposos que nos gobiernen! ¡Abajo Bush, Cheney, Rumsfeld, Powell, Rice, Fleischer y todos los demás mentirosos de Washington D.C.!

¡Abajo el capitalismo que permanentemente promueve los privilegios de raza, género y de nacionalidad por el bien de nuestras ganancias y del todo poderoso dólar!

Ahora es el momento de rehacer nuestro mundo para que todos los seres humanos podamos vivir en él, y para organizarlo en base a los principios de cooperación global, riqueza compartida, respeto por la soberanía de las naciones y por la solidaridad humana. ¡En resumen, para hacer una revolución socialista feminista aquí mismo en la madre patria del imperialismo!

Editado por Mujeres Radicales
New Freeway Hall, 5018 Rainier Ave. South, Seattle, WA 98144 USA
www.socialism.com • 206-722-6057