La verdad tras la protesta de EEUU y de la Unión Europea contra la muerte del prisionero cubano Orlando Zapata Tamayo

La muerte de Orlando Zapata Tamayo, prisionero afrocubano que murió como consecuencia de una huelga de hambre, está siendo explotada cínicamente por el gobierno de EEUU y la Unión Europea como parte de su continua campaña para aniquilar a la Revolución cubana y para restaurar el capitalismo en la isla. Zapata había estado exigiendo comida preparada por su madre y un teléfono, una estufa y una televisión para su celda. Originalmente arrestado en 2004 por una variedad de cargos menores, sus ataques contra guarias de la cárcel fueron la causa de una sentencia a 25 años. No se conocen sus puntos de vista políticos pero se le ha escogido como símbolo de la supuesta represión cubana contra los disidentes antisocialistas.

La administración de Barack Obama, la BBC de Londres, y un sinfín de gobiernos y medios informativos capitalistas más, están aprovechando la supuesta condición de prisionero político de Zapata, condición que disputa el gobierno cubano, como justificación para una nueva bien planeada ráfaga de indignación. Muchos liberales e intelectuales prominentes también están expresando su condena.

Un descarado doble juego

La hipocresía atroz siempre ha caracterizado la campaña de propaganda capitalista contra el estado de trabajadores cubano, y esta ráfaga de críticas en particular, no es la excepción. La tortura de prisioneros mantenidos por EEUU en Guantánamo en territorio cubano se nos viene a la mente como un ejemplo de dicha hipocresía, así como el políticamente motivado encarcelamiento de Mumia Abu-Jamal, Lynne Stewart, Leonard Peltier y los Cinco Cubanos, quienes se infiltraron en organizaciones cubanoamericanas en la década de 1990 para denunciar las conspiraciones terroristas contra Cuba. En Francia, 22 prisioneros se suicidaron durante los primeros dos meses de este año, uno de ellos un chico de 16 años que estaba preso en una cárcel de menores. ¿Dónde se publicaron las declaraciones del Parlamento Europeo y de la Casa Blanca denunciando sus muertes? ¿Dónde está la condena por la muerte de aborígenes presos en Australia, escándalo nacional de hace
mucho tiempo?

La muerte de Zapata ha sido adoptada dentro de Cuba como causa de un grupo llamado Las Damas de Blanco, la mayoría de las cuales son parientes de las 75 personas arrestadas en marzo de 2003 por aceptar dinero de EEUU para ayudar con el derrocamiento del gobierno cubano. El involucramiento de Las Damas de Blanco ha ayudado a los medios occidentales a tildar el tratamiento de los disidentes políticos en Cuba como una cuestión de derechos humanos.

¿De qué lado de la línea de clases?

Poniendo a un lado la cuestión de las convicciones políticas de Zapata o
la falta de las mismas, la cuestión de la disidencia política es una cuestión
de clase - especialmente en un estado de trabajadores sitiado desde su nacimiento por el país más poderoso del mundo. Es importante saber si los disidentes de Cuba están a favor o en contra de la revolución socialista. El gobierno cubano tiene el derecho y la responsabilidad de proteger a la Revolución de sus enemigos.

Por otra parte, las Mujeres Radicales (RW) y el Partido de Libertad Socialista (FSP) creemos que se debe respetar escrupulosamente y defender rotundamente los derechos de los críticos que apoyan la Revolución. Aunque los líderes del Partido Comunista Cubano (PCC) hablan de la revolución como si fuera invencible, de hecho corre un grave peligro de que se restaure el capitalismo por presiones tanto externas como internas. Para lidiar con la crisis económica causada por el largo bloqueo de EEUU, por el desplome de la URSS, y por la recesión económica global, el PCC ha instituido medidas mercantiles tipo capitalistas que han incrementado la desigualdad y el descontento en la isla. El gobierno necesita a los críticos que favorecen a la Revolución además de una mejora en la democracia de los trabajadores para poder encontrar soluciones que permitan que sobreviva la Revolución.

Muchos críticos tanto de izquierda como de derecha hablan a favor de establecer un sistema multipartidista en Cuba. Si la amenaza de la contrarrevolución financiada por EEUU no fuera tan fuerte, el Partido de Libertad Socialista y las Mujeres Radicales estarían a favor de un sistema con partidos múltiples, por lo menos los que apoyaran a la Revolución. Pero dados los esfuerzos generosamente financiados y encubiertos por EEUU para desestabilizar al Estado cubano, incluyendo los $20 millones de financiamiento abierto que se está considerando en el presupuesto actual, esa estrategia podría ser desastrosa.

El camino hacia el éxito

Hay muchas maneras de mejorar la democracia de los trabajadores en Cuba sin la creación de partidos múltiples en este momento, incluyendo el permitir las tendencias a favor de la revolución con diferencias pragmáticas dentro del PCC y el establecimiento de consejos de trabajadores con la autoridad para tomar decisiones directas acerca de la producción y la distribución. En Mujeres Radicales y Partido de Libertad Socialista pensamos que si los trabajadores contralaran la toma de decisiones a nivel social, éstos encontrarían formas de apoyar de nuevo la socialización de la economía, de revertir la tendencia a la desigualdad, y de mejorar las condiciones de los afrocubanos y las mujeres, los cuales han sido los más afectados por la crisis económica. Además de los beneficios directos para los trabajadores cubanos, esto también disminuiría el impacto de los ataques por parte de los enemigos de Cuba, los cuales aprovechan las deficiencias en estas áreas como un arma contrarrevolucionaria.

Los radicales y los defensores de la justicia social de los EEUU y otros de los principales países capitalistas son particularmente responsables de defender a la Revolución cubana y de denunciar las mentiras y las distorsiones de nuestros propios gobiernos y nuestra prensa. Nuestra solidaridad con el pueblo cubano en su lucha por la autodeterminación y por el socialismo es fundamental para disminuir la fuerza bruta del imperialismo contra ellos y para hacer posible que luchen durante un día, un año o una década más - hasta el momento en que nosotros hagamos nuestras propias revoluciones y hasta que el mundo sea libre.

Publicado por:

Mujeres Radicales, EEUU
625 Larkin St. #202
San Francisco, CA 94109
RadicalWomenUS@gmail.com
www.radicalwomen.org

Partido de Libertad Socialista, EEUU
4710 University Way N.E. #100
Seattle WA USA 98105
fspnatl@igc.org
www.socialism.com