A Mujeres Radicales

Para nosotras es un honor saludarlas, mujeres revolucionarias, que luchan incansablemente por organizar y movilizar a las mujeres trabajadoras, en contra de la explotación y de todo tipo de opresión: contra el sexismo, el racismo y la homofobia. Es grato saber que en las entrañas de la bestia imperialista existen mujeres socialistas feministas dando una lucha activa en los sindicatos por defender los derechos laborales, con las inmigrantes en contra de la discriminación, en las universidades en defensa de la educación pública, con las lesbianas por la libertad sexual y política, en general, con las mujeres trabajadoras por defender los derechos de las mujeres y de los hombres de la clase desposeída.

Actualmente, en la crisis económica que provocaron los grandes capitales y que pretende que pague la clase trabajadora con su sudor y sangre, es importante que las mujeres nos únanos en nuestras luchas y resistencias contra el desempleo, la miseria, la marginación y la violencia en la que nos somete el capitalismo voraz, porque hemos sido y somos las principales víctimas de tales atrocidades.

Por eso, hoy es más urgente recuperar el 8 de marzo, como el Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras, como un día de lucha por defender nuestros derechos, como un día en el que reivindiquemos que las mujeres trabajadoras de todos los países somos parte importante para lograr la revolución que extinga todas las cadenas de la explotación y opresión.

En nuestro país, hemos acompañado a mujeres del Sindicato Mexicano de Electricistas, a las esposas de los mineros de Cananea, a las activistas en contra del femicidio en Ciudad Juárez, a las compañeras que luchan por la libertad de los presos políticos de Atenco, y con la crisis financiera creemos que serán más y más mujeres las que se sumarán a las luchas en cada uno de los países, lo que significa que las socialistas tenemos que ofrecer alternativas para su organización y movilización, en ese sentido la trayectoria y bagaje teórico y político de Mujeres Radicales es trascendental no sólo para Estados Unidos si no para las mujeres trabajadoras de todo el mundo.

Como lo hicieron las socialistas de inicio del siglo pasado, encabezadas por Clara Zetkin, las mujeres trabajadoras tenemos que unirnos y hacer del 8 de marzo, un día de lucha revolucionaria, socialista y feminista.

¡Viva el Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras!

Partido Obrero Socialista- Comisión de Mujeres
México

5 Marzo, 2010

Felicitaciones a la Corriente Internacional Revolucionaria
en honor al Día Internacional de la Mujer

Mujeres Radicales le manda felicitaciones al Corriente Internacional Revolucionaria y a todas nuestras camaradas feministas quienes luchan por un mundo mejor. Alrededor del mundo, el Día Internacional de la Mujer es un tiempo para conmemorar las batallas valientes por la libertad, para y por las mujeres. Mujeres de la clase obrera mantienen la tradición radical de este día, no sólo dando honor a victorias del pasado, sino también por seguir adelante con la lucha. Su trabajo en México nos ha dado muchas razones para celebrar.

Desde la legalización histórica del aborto a la legalización reciente del matrimonio para parejas del mismo sexo y adopción de niños por parejas homosexuales, las victorias de libertades civiles en la ciudad de México les han inspirado al movimiento feminista y el movimiento de los gays y las lesbianas en todas las Américas. La tenacidad de las mujeres bravas del Frente Femenil Canaense muestran el poder imparable de las mujeres. Y las movilizaciones en apoyo al Sindicato Mexicano de Electricistas son un ejemplo importante para todos quienes luchan contra el privatización.

En los Estados Unidos, nosotras en Mujeres Radicales unimos la batalla contra un gobierno que quiere balancear la crisis económica en las espaldas de las mujeres y los pobres, por destruir los programas que proporcionan las necesidades básicas, tales como el cuidado médico, la comida, la vivienda y la educación. Luchamos contra los ideólogos conservadores quienes quieren que las mujeres se queden en casa cuidando a la familia sin salario. Y, a las que tienen que salir a trabajar fuera de la casa, quieren asegurar que se les paguen sueldos de pobreza.

Estamos con ustedes en nuestra lucha por un mundo sinceramente mejor, con abundancia compartida socialista.


En solidaridad,

Anne Slater
Organizadora Nacional, Mujeres Radicales
Sección de los Estados Unidos